Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Nieves González Pérez

IES Hervás y Panduro

El siglo XIX: El Realismo

El Realismo (siglo XIX)

1. Marco histórico y cultural

    Se produce un crecimiento demográfico, económico, industrial, técnico, comercial y urbano en Europa. Las tensiones sociales afianzan, el poder de la burguesía, la aparición de gobiernos autoritarios conservadores y la organización de la clase obrera conforme a los ideales marxistas.

    En el pensamiento de la época, se produce una reacción contra el idealismo y un mayor interés por los problemas sociales. Se desarrollan las ciencias experimentales, el evolucionismo, las teorías de la herencia. Surge la filosofía marxista en contraposición al liberalismo y el idealismo.

    2. Características generales

    En literatura, el novelista pretende una observación directa y rigurosa de la realidad. Las teorías de la evolución serán la base del Naturalismo.

    DEL ROMANTICISMO AL REALISMO

    -Surgen nuevas actitudes: hay que retratar la realidad no huir de ella. El Realismo nace por evolución del Romanticismo: desarrollando su interés por la naturaleza, lo regional y lo costumbrista y eliminando o depurando la imaginación, lo fantástico, lo maravilloso y el sentimiento.

    – Surge un público burgués que rechaza lo idealista y pide que se hable de “lo real”.

    -Surgen nuevos géneros literarios: el drama burgués o de costumbres.

    El género narrativo fue el más importante de la segunda mitad del siglo XIX y se distinguen tres corrientes: el Prerrealismo: fue punto de partida del Realismo; Realismo: destacaron Galdós y Clarín; Naturalismo: que apenas existió en España.

    La corriente que marcó la segunda mitad del XIX fue el Realismo. Sus características son:

    – la verosimilitud de la historia

    – los personajes reales

    – la temática social

    – el uso de la técnica narrativa in media res.

    – la descripción de los espacios por medio de una observación y una documentación exhaustivas

    – abundantes contrastes en el estilo

    3. Autores y obras más significativas

    Los géneros poético y dramático son poco relevantes en esta época.

    La poesía trataba temas como los valores familiares y religiosos convencionales, también temas científicos, el progreso…

    Se pueden distinguir tres tendencias:

    – La poesía realista antirretórica, en la que destaca Ramón De Campoamor

    – La poesía realista grandilocuente, la oratoria política de la época.

    – La poesía intimista posromántica, en la que destacaron Rosalía y Bécquer.

    El teatro fue alejándose de la tendencia romántica. Los burgueses y aristócratas van para ver y ser vistos y suelen acudir a la ópera y a la alta comedia en la que destacan López De Ayala y Tamayo y Baus; El pueblo llano prefiere el género chico y la zarzuela.

    Debemos destacar a: Echegaray, que introduce un cierto neorromanticismo; Benavente, influido por el Simbolismo. A finales de siglo, se inicia el “drama social” con grupos anarquistas y socialistas entre los que destacó Juan José Dicenta.

    La narrativa fue el género más importante durante la segunda mitad del siglo XIX. Hay tres corrientes:

      Prerealismo: se consolida el costumbrismo anterior y la burguesía y es el punto de partida del Realismo en España. Destacan Fernán Caballero con La Gaviota y Pedro Antonio de Alarcón con Sombreros de tres picos.

      Realismo: se da después de la publicación de La Fontana de Oro de Galdós y se consolida en los años 80 ó 90. El desarrollo se debe a que los gustos de la sociedad habían cambiado. También hubo una importante influencia de los autores europeos.

    Los principales autores realistas fueron: José María Pereda (conservador); Juan Valera, escribió Pepita Jiménez (liberal en sus ideas, peor idealizador en sus novelas) y los progresistas Benito Pérez Galdos y Leopoldo Alas Clarín.

    Clarín escribió cuentos como “Adiós Cordera”; numerosos artículos y novelas la mas destaca La Regenta, se habla de la vida de una ciudad en sus ambientes. En esta novela cuenta la historia de Vetusta, ciudad que simboliza a Oviedo, y más concretamente la historia de Ana Ozores y del clérigo don Fermín de Pas.

    La obra de Galdós se divide en tres bloques: Episodios Nacionales; las novelas de la primera época, sentimentales y centradas en la descripción psicológica de los personajes (Misericordia, La fontana de oro) y las novelas modernas con influencia del Naturalismo y la descripción del Madrid de la época. De esta ultima época destaca la novela Fortunata y Jacinta.

    Las novelas realistas de los autores anteriores, se caracterizan por: la verosimilitud de las historias, los personajes reales, la temática social, técnica in media res (comenzar el relato cuando la historia ya ha empezado), la descripción de espacios por medio de una observación y una documentación y abundantes contrastes en el estilo

      Naturalismo: apenas existió en España. La máxima representante en España fue Emilia Pardo Bazán (su obra mas importante La Cuestión Palpitante). También hay rasgos naturalistas en obras de Galdós como La desheredada; en páginas de Clarín, como un ambiente turbio o situaciones escabrosas y Vicente Blasco Ibáñez a pesar de ser posterior, de ideología revolucionaria y los temas naturalistas.


    escrito el 6 de agosto de 2011 por en LITERATURA ESPAÑOLA


    2 Comentarios en El siglo XIX: El Realismo

    1. Lauren | 07-09-2011 a las 22:05 | Denunciar Comentario
      1

      wno m gustó sta información ps s bastant precisa y apta para ser usada n los trabajos q nos brindan n la squela

    2. Nieves González Pérez | 27-10-2011 a las 22:56 | Denunciar Comentario
      2

      ¿te sirvió la información o no te sirvió? no entiendo bien el comentario. Muchas gracias. Un saludo

    Escribe un comentario

    Recuerda que:
    • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
    • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
    • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
    Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
    Aprender a Pensar