Aprender a Pensar

Repensar la Educación

Nieves González Pérez

IES Hervás y Panduro

Modalidades textuales (I)

MODALIDADES TEXTUALES (I)

Existen distintas maneras de clasificar los textos, dependiendo de los criterios que sigamos a la hora de clasificarlos.

  • Según el canal de transmisión:

– oral

– escrito

  • Según el registro empleado:

– formal

– informal

  • Según la organización de los contenidos:

Narración

Descripción

Argumentación

Exposición

– (Diálogo)

  • Según el lenguaje utilizado:

1. Científico-técnico

2. Humanístico

3. Periodístico

4. Literario

5. Jurídico- administrativo

6. Publicitario

Como podemos ver, se pueden seguir 4 criterios distintos para clasificar los textos. Los dos primeros criterios, según el canal y el registro, dependen de la ADECUACIÓN, mientras que los dos criterios siguientes, dependen de la COHERENCIA Y LA COHESIÓN.

Seguiremos el criterio de la organización de los contenidos o la finalidad del texto, por tanto, tendremos 4 modalidades textuales: la narración, la descripción, la argumentación y la exposición. A estas podría añadirse una quinta modalidad, el diálogo.

  1. Narración: relata sucesos ocurridos a unos personajes reales o ficticios en un tiempo y espacio determinados.

Los hechos relatados en la narración suelen estar organizados en una estructura más o menos estándar, formada por una introducción, un nudo y un desenlace.

Dependiendo de “la veracidad de los hechos narrados”, una narración puede ser verídica (fática) o ficticia (literaria).

Dependiendo de “la participación del narrador en los hechos”, una narración puede ser en primera persona o en tercera persona.

  1. Descripción: Presenta a alguien o algo haciendo referencia a sus cualidades.

Para realizar una descripción, debemos observar aquello que queremos describir; seleccionar aquellos aspectos que nos interesa resaltar y organizar y presentar la información seleccionada.

Según “la finalidad de la descripción”, esta puede ser técnica o literaria.

Según “la naturaleza del elemento descrito”, esta puede ser: una topografía, si describe un lugar; una cronografía, si describe una época o período histórico; una prosopografía, si describe el aspecto físico de una persona, animal o cosa; una etopeya, si describe los rasgos psicológicos de una persona; un retrato, si describe conjuntamente los rasgos físicos y psíquicos y, por último, una caricatura, si describe exageradamente los rasgos físicos o morales de una persona con el propósito de criticarla o ridiculizarla.

  1. Argumentación: Ofrece una visión subjetiva sobre un tema con el propósito de influir en el receptor y convencerlo con argumentos de su razonamiento.

La finalidad de la argumentación es convencer. Persigue que el lector /oyente acepte su tesis y la haga suya.

La estructura de la argumentación suele tener unas partes más o menos estables, que son:

– Una tesis: el tema, idea central o planteamiento sobre el que se propone reflexionar.

– El cuerpo argumentativo: aportación de hechos y discusión generada por la tesis

– La conclusión: propuesta de solución de dicha discusión

El camino argumentativo hacia la confirmación de la tesis puede hacerse de distintas maneras:

  • de lo general a lo particular: a partir de leyes generales se llega a casos concretos. Procedimiento deductivo
  • de lo particular a lo general: Procedimiento inductivo
  • a partir de algunas semejanzas, se concluye que esta concordancia puede alcanzar otros aspectos. Procedimiento analógico.
  1. Exposición: Explica de manera objetiva un tema con una clara intención comunicativa.

La finalidad de la exposición es meramente informativa. Persigue que el lector /oyente entienda la tesis.

La exposición suele presentar la siguiente estructura: introducción, desarrollo y conclusión.

El “desarrollo” puede tener un orden deductivo (estructura analizante); un orden inductivo (estructura sintetizante); un orden cronológico; un orden lógico o un orden jerárquico.

Los textos expositivos pueden ser de dos tipos:

– Divulgativos: sobre temas de interés general, destinado a un público no especializado.

– Especializados: sobre temas específicos que exigen del público unos conocimientos previos de una materia.

5. Diálogo: es un intercambio de ideas, sentimientos y deseos expresados por unos interlocutores en una situación comunicativa determinada. La organización de las intervenciones de estos interlocutores se da como una sucesión de turnos, normalmente marcados por un guión en el inicio.



escrito el 12 de Marzo de 2012 por en LENGUA ESPAÑOLA


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar