Aprender a Pensar

Repensar la Educación

manchega

Nieves González Pérez

IES Hervás y Panduro

Generación del 27

escrito el 7 de Agosto de 2011 por en LITERATURA ESPAÑOLA

Generación poética del 27

Marco histórico y cultural:

Las primeras décadas del siglo XX fueron muy convulsas tanto en España como en el resto de países. Tras la Primera Guerra Mundial se procuró una paz y estabilidad entre países que duró muy poco tiempo.

En la década de los 20 se produjo la Gran Depresión, en 1929, y el crecimiento y expansión de los movimientos fascistas en Europa. En España, se proclamó la República en 1931 y se produjeron años de inestabilidad política que desembocaron en la Guerra Civil de 1936.

Características generales:

Bajo el término de “Generación del 27” se agrupa a un conjunto de escritores que en torno a esa fecha aunaron la tradición literaria española y las nuevas corrientes de vanguardia que llegaron de Europa. 1927 es la fecha en la que se conmemoró en el Ateneo de Sevilla los 300 años desde la muerte de Góngora, ocasión en la que se reunieron algunos de los escritores más destacados del momento, tomaron como modelo a Góngora y crearon un manifiesto contra la tradición del siglo XIX y contra el Modernismo. La lista de estos autores fue publicada en la revista Verso y Prosa: Pedro Salinas, Jorge Guillén, Gerardo Diego, Vicente Aleixandre, Rafael Alberti, Federico García Lorca y Luis Cernuda. A esta lista cabría añadir a Emilio Prados y a Manuel Altolaguirre.

  • fechas de nacimiento cercanas en el tiempo
  • su autor de referencia era Góngora
  • tenían una amplia formación literaria y experiencia docente
  • mantuvieron gran amistad entre los del grupo
  • muchos de ellos convivieron en Madrid, en la Residencia de Estudiantes
  • colaboraron en revistas como la Revista de Occidente
  • siguieron los postulados de renovación estética de Ortega y Gasset y Juan Ramón Jiménez
  • Gerardo Diego incluyó a todos los del grupo en una antología. Además, cada uno escribió un prefacio sobre su idea de la poesía
  • gusto por una estética pura, vinculada a la naturaleza humana. Mezclan lo culto y lo popular
  • influencias literarias muy distintas: de los clásicos, de noventayochistas como Unamuno, de vanguardistas como Gómez de la Serna etc…
  • Gran interés por lo popular: el romancero, los cancioneros y las coplas. Mezclan lo popular con lo culto.
  • renovación poética: léxico especial, reinvinción de la metáfora y el uso del verso libre. Mezclan lo innovador con lo clásico. Recuperan los esquemas rítmicos clásicos.
  • Tuvieron gran influencia de las vanguardias, especialmente del Surrealismo
  • Temas:

– la ciudad (Nueva York y Moscú como símbolos), el progreso, los inventos, los transportes

– la naturaleza, junto a la ciudad y el mundo cotidiano

– el amor, unido a la naturaleza humana y al individuo

– el compromiso con la sociedad de su tiempo, especialmente durante la Guerra Civil y después de ella

La Generación del 27 ha sido probablemente la más influyente en la historia de nuestra literatura, tanto por la calidad de su poesía como por la importancia del momento histórico que les tocó vivir.

Etapas.

Se puede considerar la existencia de tres etapas en la poesía de la Generación del 27:

  • una etapa inicial hasta 1929, donde se cultiva la poesía influida por los clásicos, por la tradición, por lo popular y por la poesía pura de Juan Ramón Jiménez:
  • una segunda etapa “anterior a la Guerra Civil”, 1929-1936, influida por el Surrealismo: uso de imágenes y metáforas / inconsciente
  • y, por último, la etapa posterior a la Guerra Civil, a partir de 1939, de poesía existencial y angustiada. La generación desapareció porque muchos miembros se exiliaron y otros fueron fusilados.

Autores y obras más significativas.

1. Pedro Salinas, en su primera etapa destacan sus obras Presagios, Seguro Azar, Fábula y Signo. En su segunda etapa, el tema predominante es el amor y destacan sus obras La voz a ti debida, Razón de amor y Largo lamento.

2. Jorge Guillén. Sus obras principales son Cántico, muy revisada, Clamor, Homenaje, Y otros poemas, Final y Aire nuestro, donde reúne todas.

3. Gerardo Diego escribió poesía tradicional, como la que recoge en Sonetos a Violante y Versos humanos y poesía de vanguardia, como la recogida en Imagen. Su estilo se caracteriza por combinar con igual maestría las técnicas de vanguardia y las formas más tradicionales.

4. Vicente Aleixandre. Sus obras pueden organizarse en tres etapas: una primera, en que destaca la obra surrealista Espadas como labios y La destrucción o el amor, que presenta la dicotomía entre la muerte y el amor; una segunda etapa en la que destaca Historia del corazón y una tercera etapa en la que retoma procesos surrealistas como en Poemas de la consumación.

5. Rafael Alberti fue un reconocido poeta por obras tan famosas como Marinero en tierra, Sobre los Ángeles, de carácter surrealista y Entre el clavel y la espada, de carácter social.

6. Federico García Lorca nació en la provincia de Granada y se trasladó a Madrid para estudiar en la Residencia de Estudiantes junto a otros artistas del momento. Viajó a Nueva York como becario. A su vuelta, fundó un grupo de teatro llamado “la barraca”.

En su producción podemos destacar dos etapas bien diferenciadas: una primera etapa en la que utiliza formas tradicionales y los temas del amor y la muerte: Poema del Cante Jondo y Romancero Gitano y una segunda etapa en la que rompe con el verso tradicional y deja paso al Surrealismo, manteniendo una actitud solidaria con los marginados, raciales o sexuales: Poeta en Nueva York y Sonetos de Amor Oscuro

7. Luis Cernuda fue profesor en distintas instituciones españolas y extranjeras. Tenía una personalidad muy vulnerable y solitaria, tal vez producida por su homosexualidad. Destacamos su obra La realidad y el deseo.

8. Miguel Hernández. Aunque comparte gustos estéticos y coincide en el tiempo con la Generación del 27, es un autor especial, dado que su condición social humilde le lleva a abandonar los estudios de muy joven. Es autodidacta. Se afilia al partido comunista en 1936, por lo que tras la Guerra Civil es condenado a muerte y muere en prisión a los 32 años. En diez años se convierte en uno de los líricos más importantes del siglo XX. Su primera obra es Perito en lunas, de influencia gongorina y surrealista. Su segundo libro, El rayo que no cesa1, de 1936, sufre una tensión entre el Surrealismo, la poesía de Neruda y autores clásicos españoles. El tema amoroso se tiñe de angustia y dolor premonitorios de muerte. En su obra de 1937, Viento del pueblo, se hace patente su compromiso político: el protagonismo pasa del yo poético al nosotros de la colectividad. La etapa de la prisión culmina en Cancionero y romancero de ausencias, cuyos poemas circunstanciales expresan angustia existencial.

1Este libro contiene su famoso poema “Oda a Ramón Sijé”


seguir leyendo...

Las Vanguardias

escrito el 7 de Agosto de 2011 por en LITERATURA ESPAÑOLA

Las Vanguardias

Tendencias y características.

Son movimientos del primer tercio del siglo XX que afectan a todas las manifestaciones artísticas y que se caracterizan por la rebeldía, la ruptura con lo anterior y la innovación en la creación artística. Surgen como reacción1 a la agitación política y social de principios de siglo (la 1ª Guerra Mundial, la Democracia, el Capitalismo…). Destacamos los siguientes movimientos:

1. Cubismo

Iniciado por Picasso, reivindica la sabiduría del artista. Aporta conceptos básicos para las Vanguardias como “la autonomía de la obra de arte”y el “collage”.

El francés Apollinaire adapta los preceptos del Cubismo a la literatura en sus Caligramas

2. Futurismo

Nace con el Manifiesto que Marinetti publicó en el periódico Le Figaro. Exalta la energía, la fuerza viril, la industrialización, el progreso, la máquina. – Algunas de sus características hicieron que el Futurismo se convirtiera en el germen de los fascistas-. Usan técnicas de escritura que buscan dar libertad a las palabras a través de: la destrucción de la sintaxis; la omisión de los signos de puntuación y la eliminación de las imágenes convencionales.

2.3. Expresionismo

Se expresa una visión atormentada y exagerada a través de unas formas que juegan con la experimentación. Influyó en los esperpentos de Valle-Inclán.

2.4. Dadaísmo

Creado por Tzara. Se caracteriza por la rebeldía contra la lógica; se pretende liberar la fantasía de cada individuo y superar las inhibiciones, de ahí que se busque el balbuceo infantil, que suena como “dada”. Abre el camino al Surrealismo, de hecho, los principales surrealistas militaron en el Dadaísmo.

2.5. Surrealismo

Es el movimiento de vanguardia más importante. Nació en 1924 con André Breton y otros dadaístas. Apuestan por el subconsciente (Freud), el sueño, el símbolo y el mito. Se busca:

  • liberación total al placer creador a través del subconsciente
  • puede ocurrir que el público no comprenda la obra, pero sí recibe un fuerte impacto al leerla (verla…) y suscita en él oscuras emociones
  • Quieren expresarse por medio de la escritura automática, pero a través de una revolución integral (no de una renovación).

En España, el Surrealismo es más moderado que en Europa. Nunca se produce una liberación total, pues siempre existe una intencionalidad creadora como hilo conductor de la obra. Algunos autores influidos por el Surrealismo: Rafael Alberti, Vicente Aleixandre, Luis Cernuda y, por supuesto, Federico García Lorca, cuya segunda etapa rompe con el verso tradicional y deja paso al Surrealismo, manteniendo una actitud solidaria con los marginados raciales o sexuales. Las obras más importantes de esta época son Poeta en Nueva York y Sonetos de Amor Oscuro.

2.6. Creacionismo

Iniciado por Vicente Huidobro. Se busca que el poema sea autónomo y cree una nueva realidad. El Creacionismo influyó en otros movimientos de vanguardia, por ejemplo en la creación de “caligramas”. Destaca Gerardo Diego.

2.7. Ultraísmo

Movimiento hispano que recoge elementos del Futurismo y propone, como ejes de la poesía, las metáforas y las imágenes (el collage). Se caracteriza por la deshumanización del arte. Destaca Gerardo Diego.

RAMÓN GÓMEZ DE LA SERNA: es un artista difícilmente clasificable.

– Su vida transcurrió en la primera mitad del siglo XX, por tanto se le suele relacionar con el Novecentismo y con los movimientos vanguardistas. Este autor compartió el carácter polifacético de los novecentistas, pues produjo todo tipo de escritos: ensayos, biografías, novelas, obras de teatro, narraciones cortas etc.

Escribió numerosos ensayos en los que refleja su visión personal del ambiente madrileño y, más concretamente, del ambiente literario en la capital.

También escribió numerosas biografías y un libro de memorias muy interesante.

En teatro, escribió en su juventud casi veinte obras muy renovadoras y originales.

Sin duda, además de las greguerías, tuvieron gran importancia sus novelas. Estas se desarrollan en ambientes urbanos y cosmopolitas de Madrid. En ellas hay muy poca acción, ya que se le da importancia a las divagaciones, las greguerías, el ingenio y el humor. La mayoría de ellas tratan el tema del erotismo: debajo de un erotismo trivial y superficial, se esconde un fuerte sentimiento de soledad en los individuos y el miedo a la muerte. Las novelas tienen también un importante tono morboso y fetichista.

Algunas de las novelas de Gómez de la Serna son: La viuda blanca y negra y Cinelandia.

– Fue pionero en la introducción de las Vanguardias en España. Las Vanguardias son movimientos del primer tercio del siglo XX que afectan a todas las manifestaciones artísticas y que se caracterizan por la rebeldía, la ruptura con lo anterior y la innovación en la creación artística. Surgen como reacción a la agitación política y social de principios de siglo. Entre los movimientos vanguardistas destacaron: el Cubismo, el Futurismo, el Expresionismo, el Dadaísmo, el Surrealismo, el Creacionismo y el Ultraísmo.

Lo más característico de su producción son “las greguerías”, género que creó el propio Gómez de la Serna. Se trata de unas breves composiciones en las que se asocian conceptos u objetos de forma insólita. Son imágenes lírico-humorísticas o, como las definió Gómez de la Serna, “metáfora + humor”. Las greguerías se construyen a través de técnicas muy variadas como las falsas etimologías, los juegos de palabras, asociaciones visuales de imágenes, asociaciones fónicas, antítesis o paradojas.

Con las greguerías, De la Serna destacó en las Vanguardias, pero a su vez cumple con las características del Novecentismo:

– contempla la realidad desde ángulos inéditos, introduciendo un humor jovial, e integrándose de este modo en los preceptos de los novecentistas

– da rienda suelta a su imaginación, como hace el resto de autores vanguardistas.

Existen varios tipos de greguerías: filosóficas, líricas, humorísticas, de ingenuidad infantil etc. Ej. El rayo es un sacacorchos encolerizado.

1 En este momento surgen también ideologías radicales como el Comunismo o el Fascismo.


seguir leyendo...

La Generación del 14 o Novecentismo

escrito el 7 de Agosto de 2011 por en LITERATURA ESPAÑOLA

La Generación del 14 o el Novecentismo

La llamada Generación del 14 o Novecentismo designa a un grupo de autores españoles que se sitúan cronológicamente entre la Generación del 98 (y el Modernismo) y la Generación del 27. Es decir, entre finales del XIX y principios del XX. Los términos de “Novecentismo o Generación del 14” fueron utilizados por primera vez por Eugenio D’Ors para referirse a este grupo de intelectuales y nuevos escritores frente a los de la Generación del 98.

Su objetivo principal era renovar estéticamente la literatura y el arte de la época para conseguir una estética más moderna y propia del siglo XX. Los escritores de este grupo no eran exclusivamente literatos, sino que escribieron sobre distintos aspectos del saber. Todos los escritores de esta generación tenían una sólida formación intelectual obtenida en los nuevos centros científicos españoles y en universidades extranjeras. Este grupo también compartió las siguientes características:

  • apoyaron las reformas sociales y políticas que transformaran la sociedad
  • sentían España como parte de Europa
  • defienden los valores de la inteligencia, la disciplina de trabajo y el pensamiento
  • en cuanto a la literatura, buscan el arte puro y la belleza de la obra alejándose del sentimentalismo noventayochista y la experiencia vital para buscar mayor objetividad
  • adoptan características de movimientos anteriores como el Modernismo y el 98: el ritmo, la musicalidad y el tratamiento profundo de determinados temas
  • usan un estilo riguroso, un lenguaje eficaz, lleno de recursos expresivos. Preocupación por la forma.

Géneros literarios. Autores y obras más significativas

En esta época se cultivaron los textos en prosa, especialmente los ensayos.

  • En el género ensayístico destacaron:

Eugenio D’Ors creó un ensayo propio, denominado glosa. Este escritor e intelectual escribió en castellano y en catalán.

y, muy especialmente, José Ortega y Gasset, que trató todo tipo de temas en sus ensayos y cuyas obras más destacadas fueron La España invertebrada, La rebelión de las masas y La deshumanización del arte. Fue el escritor más influyente de la generación. Buscaba “deshumanizar el arte”, es decir, quitar los sentimientos humanos del arte, de modo que primara la actividad intelectual y la emoción estética sobre la actividad sentimental y la emoción humana. Concluye que el arte debe ir dirigido a una minoría. Estas ideas recibieron el rechazo de gran parte del público, pero al mismo tiempo, muchos jóvenes artistas tomaron sus ensayos como manifiesto artístico.

  • En el género novelístico, menos relevante, destacaron:

Ramón Pérez de Ayala: innova en cuanto a las técnicas narrativas. Tuvo una importante producción novelística.

Gabriel Miró: Escribió relatos breves, pero en lo que realmente destacó fue en sus novelas. Estas destacan por su lenguaje cuidado, por la descripción exhaustiva de los personajes y por sus momentos líricas. Una de sus mejores novelas es El obispo leproso

Ramón Gómez de la Serna (que será explicado en el tema 6, Las Vanguardias). Fue el gran impulsor del espíritu vanguardista en España. Su obra es variada y compleja, tanto en la forma como en el género. Fue un inconformista con gran tendencia a la experimentación.

Este autor inventó el género poético de la greguería: frase breve en que el autor refleja la realidad cotidiana a través de la asociación de imágenes líricas, metáforas ingeniosas y humorísticas, buscando la sorpresa del lector. La influencia de este género fue enorme, especialmente en el Ultraísmo y en la Generación del 27.

Respecto a los géneros distintos de la prosa, podríamos destacar en poesía a León Felipe y, muy especialmente, a Juan Ramón Jiménez.

Juan Ramón Jiménez nació en Moguer (Huelva) en 1881 y, de su vida, podríamos destacar algunos acontecimientos que marcaron su producción literaria. En este autor se aúnan de forma inseparable vida y poesía.

Algunos de los hitos principales en su trayectoria intelectual fueron: sus estudios en la Universidad de Sevilla; su relación con algunos escritores modernistas, con Giner de los Ríos y con otras personas afines a la “Institución libre de enseñanza” y su estancia en la “Residencia de Estudiantes” durante los años en que vivió en Madrid.

En un nivel más sentimental, la muerte de su padre le produjo fuertes trastornos psíquicos que lo llevaron a ser ingresado en varios sanatorios. La mujer de su vida fue Zenobia Camprubí, con la que viajó a Nueva York, donde se casaron en 1916. Al inicio de la Guerra Civil, la pareja viajó a EEUU, Cuba y finalmente Puerto Rico, donde el autor vivió desde 1951 hasta su muerte.

La personalidad de Juan Ramón fue muy peculiar: su hipersensibilidad le llevó a crear una obra literaria de una calidad exquisita al tiempo que se aisló de sus contemporáneos, se hizo cada vez más egocéntrico, hasta el punto de que muchos jóvenes poetas que, al principio, lo tomaron como maestro acabaron rechazándolo y considerándolo un autor encerrado en su torre de marfil.

La obra de Juan Ramón Jiménez se caracteriza por la minuciosidad del autor, ya que este siguió retocando sus obras hasta el final de sus días. Buscaba la perfección absoluta de su obra y por eso seguía modificando sus textos una y otra vez. Además, consideraba su obra como una “unidad” en la que se debían integrarse los nuevos textos con los antiguos corregidos. Esto le llevó a publicar varias antologías de sus poesías: en 1917 publicó Poesías escojidas; en 1922 Segunda antolojía poética y en 1957 Tercera Antolojía poética.

El propio poeta, en sus últimos años, estableció tres etapas en su producción:

  • En su primera etapa “sensitiva”, destacan entre otras Arias Tristes, Rimas y Almas de violeta, caracterizadas por el Modernismo más brillante: tonos grises e intimistas, belleza y naturaleza, con un importante toque neorromántico. Recordemos que Juan Ramón Jiménez fue el gran impulsor del Modernismo en España. Durante su estancia en Moguer, en la primera década del XX, escribió varios libros en los que empieza a añadir elementos propios: búsqueda de lo cotidiano, lo rural, la naturaleza, la ironía… Ej. La soledad sonora.
  • En su segunda etapa, “intelectual”, busca una poesía pura, despojándose de lo sensorial y alcanzando lo absoluto. Con las obras de esta etapa, Juan Ramón abre el camino hacia las innovaciones vanguardistas. De esta época cabe destacar obras como Diario de un poeta recién casado, con la que se inicia la etapa, y otras como Poesía.
  • En su tercera etapa “suficiente” o “verdadera”, en el exilio, la poesía intensifica el camino del conocimiento. Es una poesía metafísica en la que se busca la libertad del “yo” respecto a los límites espacio-temporales. De esta manera, el “yo” se escapa de la muerte y alcanza la gloria, la eternidad y la armonía. Destaca La estación total, que el propio Juan Ramón incluye en la etapa anterior, pero que ha sido incluida en esta etapa por la crítica posterior debido a sus características metafísicas. También Dios deseado y deseante.

Juan Ramón escribió también numerosos textos teóricos en que explica su concepción de la poesía y varios textos en prosa, entre los que destacó Platero y yo, de rasgos modernistas, donde busca la armonía con la naturaleza y su ansia de belleza, siempre amenazadas por la injusticia y todo marcado por una delicada ironía.


seguir leyendo...

Modernismo y Generación del 98

escrito el 7 de Agosto de 2011 por en LITERATURA ESPAÑOLA

El Modernismo y la Generación del 98

Es difícil establecer los límites entre la Generación del 98 y el Modernismo, pues ambos movimientos nacen de la misma actitud y, además, el Modernismo es el lenguaje de muchos escritores del 98.

EL MODERNISMO

El Modernismo llega a España en 1990 introducido por Rubén Darío, que es el principal impulsor de la poesía modernista hispánica -Concretamente en España, el mayor representante del modernismo fue Juan Ramón Jiménez-.

Se caracteriza por la búsqueda de la belleza absoluta para huir de la realidad cotidiana. Se busca la renovación estética y del lenguaje poético influenciada por dos corrientes estéticas francesas: El Parnasianismo y el Simbolismo. Otras características del Modernismo son:

  • Desarrollo del irracionalismo: la muerte de Dios y la crisis de los valores tradicionales; mercantilización burguesa de la cultura; regeneración política del país y anticolonialismo.
  • Oposición artística a las corrientes artísticas de la época.
  • Temas: evasión de la realidad; lo exótico, lo antiguo, lo legendario y lo interior y lo existencial.
  • Estilo: búsqueda de la belleza formal: sensualidad; lenguaje exuberante y abierto; recursos retóricos; léxico culto con neologismos y cultismos.
  • Métrica: rescatan el alejandrino: cambian formas clásicas: experimentan con nuevas formas y versos como el dodecasílabo.
  • Actitud: interpretación simbolista de la realidad.

LÍRICA. Es el único género cultivado por el Modernismo.

Rubén Darío es el principal impulsor de la poesía modernista hispánica. En su primera etapa “estetizante”, destacan Azul y Prosas profanas. En su segunda etapa, de “contenidos humanos”, destaca su obra Cantos de vida y esperanza, que muestra su madurez vital y literaria. En esta obra, Darío utiliza personajes españoles históricos, por ejemplo, en su “Letanía de nuestro señor Don Quijote” habla del idealismo del Quijote.

Juan Ramón Jiménez gran impulsor del Modernismo en España. En su primera etapa, “sensitiva”, destaca entre otras Arias Tristes caracterizada por el Modernismo más brillante: tonos grises e intimistas, belleza y naturaleza. En su segunda etapa, “intelectual”, destacan Diario de un poeta recién casado y Poesía, obras en las que busca una poesía pura, despojándose de lo sensorial y alcanzando lo absoluto, buscaba en la poesía la belleza perfecta y eliminando todo lo innecesario. En su tercera etapa “suficiente”, en el exilio, la poesía intensifica el camino del conocimiento. En esta etapa destaca La estación total. Otras obras importantes de Juan Ramón fueron: Almas de violeta, Dios deseado y deseante, Eternidades y, sin olvidar su obra en prosa Platero y yo.

LA GENERACIÓN DEL 98

Un grupo de escritores y ensayistas españoles que se vieron profundamente afectados por la crisis moral, política y social de España y, especialmente, por la pérdida de las últimas colonias españolas en el denominado “Desastre del 98”. Estos jóvenes estaban unidos por el espíritu de protesta y de renovación estética. Precisamente fue un miembro de esta Generación, Azorín, quien utilizó por primera vez el término de “Generación del 98” para referirse a este grupo de escritores. Algunas de sus características son:

  • Pensamiento analítico y la visión ensimismada sobre España y castilla.
  • Visión de lo auténticamente español, a través del paisaje, de la historia, y de la literatura.
  • Propuesta de soluciones idealistas para regenerar el país.
  • Mezcla de actitudes románticas y subjetivas con las existencialistas, mediante las que pretenden renovar la conciencia nacional. Asocian el paisaje al estado de ánimo.
  • Examen de conciencia tras el desastre colonial de 1898.
  • Lenguaje: rechazan el barroquismo y el retoricismo, buscando un lenguaje natural, claro y preciso, al servicio del pensamiento. Recuperan localismos y arcaísmos.
  • Temas: regeneración del país; el paso del tiempo; el sentido de la vida; la meseta castellana y la religión.

Entre los principales autores de esta Generación, podemos destacar: a Antonio y Manuel Machado en poesía; a Unamuno, Azorín, Maetzu y Baroja en narrativa y a Valle-Inclán tanto en teatro como en narrativa.

LÍRICA

Antonio Machado, de ideología radical, abandona España al acabar la Guerra Civil y muere en Francia. Destaca por ser un escritor hondo y filosófico, sus obras son unos ejemplos de belleza y de una profunda reflexión. Tiene una primera etapa modernista, basada en lo interior, la soledad y la melancolía por la fugacidad de la vida y escribió su obra Soledades, galerías y otros poemas. Una segunda etapa noventayochista en la que muestra su inconformismo con la realidad: Campos de Castilla. En su última etapa, más reflexiva, llega a lo sentencioso. A lo largo de su obra, se ve también la correspondencia emocial entre los elementos del paisaje y su estado de ánimo, la búsqueda del amor y la nostalgia de la niñez.

Manuel Machado que destaca por una poesía original y variada, pues escribió poemas ligeros y poemas melancólicos de tema íntimo y religioso. Sus obras son claras y sencillas. Combinó las nuevas estéticas del Simbolismo y el Parnasianismo con la sensibilidad andaluza. Sus obras poeticas son de una buena calidad aunque ha estado oscurecida por Antonio. Algunas de sus mejores obras son: Alma, Caprichos y las obras teatrales Las adelfas y La lola se va a los puertos escritas junto a su hermano Antonio.

NARRATIVA

Valle-Inclán es uno de los escritores más vanguardistas del momento. Su obra, inicialmente modernista, evoluciona hacia esa creación tan particular como innovadora denominada esperpento (esta evolución es mucho más notoria en su teatro). Su primera gran obra en prosa son las Sonatas: Sonata de otoño, Sonata de estío, Sonata de primavera y Sonata de invierno. En ellas, se presentan las memorias del Marqués de Bradomín, un donjuán feo, católico y sentimental. Se caracterizan por una prosa modernista tendente al esteticismo, la sensualidad y el decadentismo, y los temas principales son el amor y la muerte. En 1926 escribe Tirano Banderas, sobre un dictador (sólo busca una forma de “esperpento”, degradación del poder, ridiculización) y su última obra, El ruedo ibérico, trilogía histórica incompleta, pueden considerarse esperpénticas.

José Martínez Ruiz, “Azorín” pretende que sus novelas sean un reflejo delicado y lírico de lo esencial de la realidad. Azorín es el escritor de lo minucioso, de la sencillez, la brevedad de las frases, la sensación de orden y pulcritud y la claridad. Entre sus títulos más conocidos están La voluntad, Don Juan y otros muchos que se acercan más al ensayo que a la novela.

Miguel de Unamuno es el escritor más peculiar del 98 por su carácter crítico, independiente y obsesivo. El contenido filosófico de su producción literaria refleja su inquietud y angustia suprimiendo, prácticamente, cualquier referencia a la realidad exterior de los personajes.

Destacan, entre otras, Amor y pedagogía, Niebla (ejemplo de nivola), La tía Tula y San Manuel Bueno, mártir (un sacerdote admirado y querido por todos sus feligreses, guarda en secreto su falta de fe).

Toda su obra emana una preocupación por España y por la personalidad del hombre (la existencia y la muerte, la relación entre Dios y los hombres, la eternidad y la nada, la razón y la fe).

Pío Baroja es el mejor novelista de su tiempo. Escribió más de 60 novelas agrupadas, según su temática, en dos etapas: una primera etapa basada en la degeneración, en la que destacan obras como El árbol de la ciencia, Zalacaín el aventurero o Camino de Perfección y una segunda etapa de temática histórica. Sus novelas están marcadas por su pesimismo existencial.

TEATRO

  • Ramón María del Valle-Inclán fue un autor mucho más radical que los noventayochistas, rompe con el teatro anterior, entronca con el Expresionismo europeo, con Bretch (el teatro del absurdo) y además tuvo conflictos en vida.

En su primera etapa modernista, destaca Cuento de Abril, pues fue su primer intento de combatir el teatro comercial. Después, sus llamadas Comedias Bárbaras, ambientadas en una Galicia rural, con personajes con instintos violentos y primitivos. La culminación de esta etapa es Divinas palabras, ambientada en Galicia, donde la avaricia y la lujuria desencadenan los conflictos entre los personajes irracionales de la obra.

En 1920, Valle-Inclán crea el esperpento. Se inicia con Luces de Bohemia en la que define su técnica asegurando que “los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el Esperpento”. Cabe destacar su trilogía Martes de Carnaval compuesta por Los Cuernos de don Friolera, Las galas del difunto y La hija del capitán. También podrían considerarse esperpénticas unas piezas breves llamadas Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte y las novelas arriba mencionadas.


seguir leyendo...

El siglo XIX: El Realismo

escrito el 6 de Agosto de 2011 por en LITERATURA ESPAÑOLA

El Realismo (siglo XIX)

1. Marco histórico y cultural

    Se produce un crecimiento demográfico, económico, industrial, técnico, comercial y urbano en Europa. Las tensiones sociales afianzan, el poder de la burguesía, la aparición de gobiernos autoritarios conservadores y la organización de la clase obrera conforme a los ideales marxistas.

    En el pensamiento de la época, se produce una reacción contra el idealismo y un mayor interés por los problemas sociales. Se desarrollan las ciencias experimentales, el evolucionismo, las teorías de la herencia. Surge la filosofía marxista en contraposición al liberalismo y el idealismo.

    2. Características generales

    En literatura, el novelista pretende una observación directa y rigurosa de la realidad. Las teorías de la evolución serán la base del Naturalismo.

    DEL ROMANTICISMO AL REALISMO

    -Surgen nuevas actitudes: hay que retratar la realidad no huir de ella. El Realismo nace por evolución del Romanticismo: desarrollando su interés por la naturaleza, lo regional y lo costumbrista y eliminando o depurando la imaginación, lo fantástico, lo maravilloso y el sentimiento.

    – Surge un público burgués que rechaza lo idealista y pide que se hable de “lo real”.

    -Surgen nuevos géneros literarios: el drama burgués o de costumbres.

    El género narrativo fue el más importante de la segunda mitad del siglo XIX y se distinguen tres corrientes: el Prerrealismo: fue punto de partida del Realismo; Realismo: destacaron Galdós y Clarín; Naturalismo: que apenas existió en España.

    La corriente que marcó la segunda mitad del XIX fue el Realismo. Sus características son:

    – la verosimilitud de la historia

    – los personajes reales

    – la temática social

    – el uso de la técnica narrativa in media res.

    – la descripción de los espacios por medio de una observación y una documentación exhaustivas

    – abundantes contrastes en el estilo

    3. Autores y obras más significativas

    Los géneros poético y dramático son poco relevantes en esta época.

    La poesía trataba temas como los valores familiares y religiosos convencionales, también temas científicos, el progreso…

    Se pueden distinguir tres tendencias:

    – La poesía realista antirretórica, en la que destaca Ramón De Campoamor

    – La poesía realista grandilocuente, la oratoria política de la época.

    – La poesía intimista posromántica, en la que destacaron Rosalía y Bécquer.

    El teatro fue alejándose de la tendencia romántica. Los burgueses y aristócratas van para ver y ser vistos y suelen acudir a la ópera y a la alta comedia en la que destacan López De Ayala y Tamayo y Baus; El pueblo llano prefiere el género chico y la zarzuela.

    Debemos destacar a: Echegaray, que introduce un cierto neorromanticismo; Benavente, influido por el Simbolismo. A finales de siglo, se inicia el “drama social” con grupos anarquistas y socialistas entre los que destacó Juan José Dicenta.

    La narrativa fue el género más importante durante la segunda mitad del siglo XIX. Hay tres corrientes:

      Prerealismo: se consolida el costumbrismo anterior y la burguesía y es el punto de partida del Realismo en España. Destacan Fernán Caballero con La Gaviota y Pedro Antonio de Alarcón con Sombreros de tres picos.

      Realismo: se da después de la publicación de La Fontana de Oro de Galdós y se consolida en los años 80 ó 90. El desarrollo se debe a que los gustos de la sociedad habían cambiado. También hubo una importante influencia de los autores europeos.

    Los principales autores realistas fueron: José María Pereda (conservador); Juan Valera, escribió Pepita Jiménez (liberal en sus ideas, peor idealizador en sus novelas) y los progresistas Benito Pérez Galdos y Leopoldo Alas Clarín.

    Clarín escribió cuentos como “Adiós Cordera”; numerosos artículos y novelas la mas destaca La Regenta, se habla de la vida de una ciudad en sus ambientes. En esta novela cuenta la historia de Vetusta, ciudad que simboliza a Oviedo, y más concretamente la historia de Ana Ozores y del clérigo don Fermín de Pas.

    La obra de Galdós se divide en tres bloques: Episodios Nacionales; las novelas de la primera época, sentimentales y centradas en la descripción psicológica de los personajes (Misericordia, La fontana de oro) y las novelas modernas con influencia del Naturalismo y la descripción del Madrid de la época. De esta ultima época destaca la novela Fortunata y Jacinta.

    Las novelas realistas de los autores anteriores, se caracterizan por: la verosimilitud de las historias, los personajes reales, la temática social, técnica in media res (comenzar el relato cuando la historia ya ha empezado), la descripción de espacios por medio de una observación y una documentación y abundantes contrastes en el estilo

      Naturalismo: apenas existió en España. La máxima representante en España fue Emilia Pardo Bazán (su obra mas importante La Cuestión Palpitante). También hay rasgos naturalistas en obras de Galdós como La desheredada; en páginas de Clarín, como un ambiente turbio o situaciones escabrosas y Vicente Blasco Ibáñez a pesar de ser posterior, de ideología revolucionaria y los temas naturalistas.

    seguir leyendo...

    El siglo XIX: El Romanticismo

    escrito el 6 de Agosto de 2011 por en LITERATURA ESPAÑOLA

    El Romanticismo (siglo XIX)

    1. Marco histórico y cultural

    A finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, se produce un primer movimiento romántico tradicionalista, pero años más tarde tomó auge otro movimiento revolucionario y liberal. Se trata de un movimiento que tiene su origen en Europa,que llegará a España de manera tardía y menos radical.

    España seguía sumida en la crisis económica en la que cayó en el siglo XVIII, al tiempo que sufría un importante retraso cultural respecto a Europa. Políticamente, a la Guerra de la Independencia contra Napoleón, le seguirá un siglo de constantes luchas entre liberales y absolutistas.

    El Romanticismo es una corriente de pensamiento completamente contraria a la del siglo anterior, pues se centra en los sentimientos del ser humano.

    El Romanticismo no se reduce a un fenómeno literario, sino que abarca todos los aspectos de la cultura de la época, pues consiste en una actitud especial frente a la vida: se exalta el “yo” y el ansia de libertad impulsados por su espíritu idealista. El problema es que el hombre romántico choca contra la realidad y se desengaña (se ve víctima del destino), por tanto, se rebela contra ella o huye.

    2. Características del Romanticismo

    La nueva manera de ver el mundo en el Romanticismo llevó a escribir desde la subjetividad describiendo sentimientos. Como la razón no era suficiente para entender la realidad, los románticos se refugian en los ideales, se evaden a pasados remotos (E.M.), a lugares exóticos (Oriente) o a lugares sobrenaturales, mágicos…

    El autor romántico se siente incomprendido por la sociedad, a la que él tampoco comprende, y ensalza su individualismo, su yo frente al mundo.

    El romántico tiene preferencia por los escenarios naturales: la naturaleza suele ser dinámica, peligrosa, con tormentas, olas enfurecidas… y suelen ser escenarios nocturnos. Es muy frecuente que sitúen una obra en un cementerio.

    Los temas propios del Romanticismo:

    • la historia,
    • el amor idealizado o trágico,la pasión
    • la vida, la muerte, el sentido de la vida, el destino, a angustia existencial
    • el deseo de libertad
    • el patriotismo
    • la evasión
    • “el genio creador”, el artista nace, no se hace.
    • El Nacionalismo (el pueblo como entidad espiritual supraindividual).

    La técnica literaria se basa en la libertad de inspiración,sin normas(al contrario del Neoclasicismo). La obra romántica se caracteriza por:

    • abundancia de recursos literarios y de adjetivación.
    • léxico tanto culto como popular. El vocabulario es sonoro y sugerente.
    • búsqueda de modelos propios (rechazando: clasicismo francés y clásicos grecolatinos).
    • Poesía:se prefiere la libertad en la métrica, rima asonante (muchas veces aguda, más musical

    3. Géneros literarios. Autores y obras más significativas

    El Romanticismo se convirtió en el siglo XIX en una forma de vida que buscaba la libertad y la exaltación del “yo”. A continuación describiremos la influencia de esta forma de vida en la literatura.

    POESÍA fue el género literario por excelencia.

    En la 1ª mitad del XIX, se estaba dando la transición del Neoclasicismo al Romanticismo. En los primeros años destacó Espronceda:

    – Sus poemas líricos se recogieron bajo el título Poesías. Temas del amor y la libertad (encarnada por personajes marginales).

    – Poemas narrativos extensos, los más destacados: El estudiante de Salamanca y El diablo mundo.

    A partir de la muerte de Fernando VII, triunfa la poesía romántica:

    • POESÍA LÍRICA: expresión de sentimientos de melancolía y amor a la mujer en ambientes románticos nocturnos (en los cementerios, las ruinas…). Destacan Bécquer y Rosalía de Castro que, sin embargo, son “posrománticos”.

    Gustavo Adolfo Bécquer: nació en Sevilla, pero se trasladó a Madrid donde fue traductor, pintor y articulista. Escribe 79 rimas: poemas breves, de lenguaje poético sencillo y delicado, lleno de lirismo y referencias a la naturaleza, al amor, a la música… Según el tema pueden ser:

        • La poesía y su inspiración (rimas I-XI)

        • El amor ilusionado (rimas XII-XXIX)

        • El desengaño amoroso (rimas XXX-L)

        • El dolor, la angustia y la muerte (rimas LII-LXXIX)

    Recopiladas bajo el título Rimas y Leyendas, donde incluye también sus leyendas, relatos en prosa.

    Rosalía de Castro: sufrió largas enfermedades y la pérdida de una hija, lo cual se reflejó en sus poesías intimistas, de tono sensible y directo. Escribió Cantares galegos y Follas novas, en gallego, que expresan la añoranza de su tierra y En las orillas del Sar, en castellano, que trata distintos temas con gran sensibilidad.

    • POESÍA NARRATIVA: narra en verso sucesos históricos combinando descripción, diálogo y momentos líricos.

    PROSA: destaca el género periodístico, especialmente el artículo o cuadro de costumbres– Novela histórica. Se recurre al tópico del documento histórico que garantiza la verd del relato, pero los personajes pueden ser inventados.

    – El cuadro de costumbres. Se centra en lo pintoresco, en la crítica y la sátira. Fue importante Mariano José de Larra que destacó por sus artículos. Los temas están siempre relacionados con la vida diaria; con personajes de todos los estratos sociales; dotados de gran ironía, doble sentido, juegos de palabras etc.

    – Las Leyendas de Bécquer. De temática puramente romántica.

    TEATRO: se cultivó especialmente el drama, caracterizado por la ruptura de las 3 unidades; intercalan pasajes líricos; se usa un lenguaje exagerado; escenarios tétricos; temas medievales, el amor, la libertad, el paso del tiempo, la venganza, lo sobrenatural; personajes como el héroe solitario, la heroína espiritual, “don Juan”, personajes marginales.

    El Duque de Rivas: escribió muchos romances históricos, pero destacó por su obra dramática D. Álvaro o la fuerza del sino.

    José Zorrilla: su mejor obra es Don Juan Tenorio. Trata del amor imposible entre don Juan y doña Inés, una novicia; al final los dos amantes mueren. Se sitúa en un tiempo lejano, la ambientación es tétrica y aparecen fantasmas.


    seguir leyendo...

    El siglo XVIII: Neoclasicismo

    escrito el 6 de Agosto de 2011 por en LITERATURA ESPAÑOLA

    Marco histórico y cultural. Características generales

    Durante el s.XVIII se produce el declive del Antiguo Régimen y el auge de la burguesía, se da la Revolución francesa, hay un movimiento de rivalidad entre naciones y la rebelión de las colonias.
    Durante este siglo se sucedieron los reinados de Felipe V, Fernando VI, Carlos III y Carlos IV.
    El pensamiento del s.XVIII es denominado Ilustración y está caracterizado por el deseo del saber. Las características de la Ilustración son:
    •El Racionalismo: se defiende que el conocimiento está en la razón y no en Dios.
    •El progreso: los avances científicos  y la reforma social deben ser útiles para la comunidad.
    •Lo natural: las cosas  humanas deben ser conformes a la Naturaleza.
    •El reformismo: los ilustrados quieren que sus ideas de reformas sociales sean puestas en práctica.
    La ilustración en España fue más tardía que en el resto de Europa.
    En esta época se fundaron importantes instituciones culturales y docentes como la RAE (Real Academia Española), la RAH (Real Academia de la Historia) y la Biblioteca Nacional.

    El movimiento artístico de este siglo es el Neoclasicismo: las obras están regidas por la razón y por el Clasicismo francés. También se toma como modelo a los clásicos grecolatinos.
    En España la mayoría de los hombres de letras fueron a su vez importantes personajes políticos y sociales, lo que influirá en sus obras. Su implicación política y social les llevó a intentar moralizar y enseñar a sus lectores, así como a intentar una reforma de España a través de sus escritos.

    Géneros literarios. Autores y obras más significativas.

    En el ámbito literario, las obras neoclásicas se caracterizan por los siguientes rasgos:
    – Una clara distinción entre lírica, épica y dramática.
    – Distinción entre tragedia y comedia.
    – Respeto de las tres unidades (tiempo, espacio y acción).

    PROSA
    En prosa triunfó el género del ensayo periodístico. Autores:
    -Diego de Torres Villarroel: su obra mas conocida es la autobiografía picaresca Vida, ascendencia, nacimiento, crianza y aventuras de Don Diego de Torres Villarroel.
    -El Padre Isla: su obra mas importante es Historia del famoso predicador Fray Gerundio de Campazas, alias Zotes, donde critica la verborrea de los sermones religiosos.
    – Fray Benito Jerónimo Feijóo:  sus obras mas importantes son Teatro crítico Universal y Cartas eruditas y curiosas. Feijóo tuvo una amplia producción de artículos o ensayos periodísticos en los que trató muy distintos temas: la Contrarreforma, la ciencia, contenidos filosófico-doctrinal etc.
    -Gaspar Melchor de Jovellanos: su obra principal es Diario, donde expone ideas y preocupaciones de la época. Fue considerado como la mejor prosa del SXVIII.
    -José Cadalso: sus principales obras son Noches Lúgubres, obra prerromántica; Cartas Marruecas , 90 cartas intercambiadas entre tres personajes que exponen la situación de España y Eruditos a la violeta, donde critica a los pedantes.
    POESÍA
    Tiene muy poca importancia en este siglo. Tendencias :
    -La poesía postbarroca: a principios de siglo, cultivada entre otros por Torres Villarroel.
    -Poesía rococó: El estilo es muy recargado con temas de naturaleza, amor y belleza en ambientes delicados de fiesta.
    -Poesía ilustrada o neoclásica: Existen dos núcleos uno en Madrid donde destacan las tertulias en las que participa Moratín y los fabulistas Iriarte y Samaniego y el núcleo de Salamanca donde destaca Cadalso y Juan Meléndez Valdés (destacan sus poemas anacreónticos)
    TEATRO
    Existen dos tendencias:
    – La primera tendencia es el teatro postbarroco se da en la primera mitad del siglo XVIII. Lo más destacado es la imitación a los clásicos barrocos especialmente a Calderón de la Barca.
    – La segunda tendencia es el teatro neoclásico: se impone en la segunda mitad del S.XVIII, tardará mucho en ser aceptado por el público de hecho los géneros de mayor aceptación fueron el “sainete” y la  “comedia sentimental”, muy poco neoclásicos. Tipos de géneros:
    El sainete: es una pieza teatral breve y cómica que se representaba en los entreactos de las obras mayores. El autor más importante es Ramón de la Cruz.
    La comedia sentimental: género de origen francés.
    La comedia neoclásica o de buenas costumbres: logró éxito muy tarde y gracias a Moratín, de ahí que también se llamen “comedias moratinianas”.Leandro Fernández de Moratín: no escribió ninguna tragedia ya que consideraba la comedia el medio más eficaz para reformar las costumbres y solucionar problemas de España. Entre sus  cinco comedias destacan dos: La comedia nueva o el café y El sí de las niñas. Los temas son frecuentemente de matrimonios impuestos entre viejos adinerados y muchachas jóvenes.

    RESUMEN:
    Durante el siglo XVIII, se extiende por Europa una corriente de pensamiento denominada “Ilustración”. En las manifestaciones artísticas, las ideas de la Ilustración se plasmaron en el movimiento denominado “Neoclasicismo”, caracterizado por la búsqueda del conocimiento y por la rigidez formal.
    El género que más triunfó en esta época fue la prosa, especialmente los ensayos periodísticos. En realidad, el Neoclasicismo fue una etapa de poca importancia literaria, ya que  cualquier escrito culto era considerado como literatura. Los autores de prosa más importantes del momento fueron Torres Villarroel, el padre Isla, Feijóo, Jovellanos y Cadalso.
    La poesía tuvo muy poca relevancia en este siglo. Durante las primeras décadas del siglo se mantuvo el estilo barroco del siglo anterior que, posteriormente derivó en un estilo rococó. Desde mitad de siglo se consolidó una poesía neoclásica en la que se puede destacar a Meléndez Valdés con sus anacreónticas.
    En el teatro también perdura la influencia barroca hasta mitad de siglo, momento en que aparecen obras de corte neoclásico entre las que triunfa especialmente la comedia neoclásica, cuyo principal autor es Moratín.


    seguir leyendo...

    6. VARIEDADES SOCIOCULTURALES Y REGISTROS

    escrito el 6 de Agosto de 2011 por en LENGUA ESPAÑOLA

    Las variedades socioculturales y los registros idiomáticos: clases y principales rasgos.

    Introducción: recordemos que el castellano (como todas las lenguas) es un sistema de signos articulado que nos permite comunicarnos, pero puede presentar muchas variedades en su realización según quién, dónde y cuándo utilice esta lengua.

    VARIEDADES DIASTRÁTICAS: LOS SOCIOLECTOS

    Los distintos niveles socioculturales que existen en una comunidad lingüística son los que marcarán las diferencias entre unos y otros hablantes. Por un lado, estarán determinados por las diferencias en el nivel cultural de los hablantes y, por otro, por el grupo social al que pertenezca el hablante.

    El nivel cultural de un hablante depende de la formación y los estudios que este tenga. Según este nivel cultural, los hablantes pueden usar dos códigos o niveles:

    • un código elaborado o nivel culto, capaz de adaptarse a las distintas situaciones comunicativas y caracterizado lingüísticamente por una pronunciación cuidada, una sintaxis compleja y el uso de un léxico rico, variado y preciso. Con el nivel culto, se consigue una comunicación muy expresiva y llena de matices, prescindiendo de otros medios extralingüísticos más propios de niveles menos cultos, como es el caso de la gesticulación.
    • Un código restringido o nivel vulgar (inculto), que limita las posibilidades de adaptación del hablante a las distintas situaciones comunicativas. La variedad lingüística utilizada en el nivel vulgar se caracteriza por una pronunciación con incorrecciones fonéticas, errores gramaticales (como el laísmo, el loísmo, el dequeísmo etc…), una sintaxis simple y un léxico pobre. La pobreza léxica se suple con la entonación, los gestos, las interjecciones etc…
    • Cabe señalar también la existencia de un código común o nivel estándar, que se trata de un modelo intermedio en el que se neutralizan las diferencias entre el culto y el vulgar. Este código es el que permite que nos entendamos. Es una variedad caracterizada por la sencillez expresiva y la corrección lingüística y es (o debería ser) la variedad habitual en la educación y los medios de comunicación.

    El grupo social al que pertenece cada hablante marca su manera de hablar. Cada hablante pertenece a un grupo social dependiendo de su edad, su sexo, su tipo de trabajo, su lugar de residencia, su lugar de origen etc…

    Al margen de la pertenencia a estos grupos, cabe señalar que existen algunos grupos sociales con características lingüísticas muy marcadas, como es el caso de:

    • las jergas o argots: son variedades utilizadas por un grupo reducido de hablantes que se encuentran al margen de la colectividad y que usan un lenguaje marcado para ocultar información a las personas que no pertenecen a su grupo.

    Por ejemplo, la jerga juvenil, muy cambiante y caracterizada por la creación de neologismos, el uso de extranjerismos y los cambios de significado de algunas palabras; la jerga del hampa, propio del mundo de la droga y de la cárcel o el caló, lenguaje propio de los gitanos.

    • los lenguajes científico-técnicos que caracterizan a grupos de hablantes unidos por un tema en común. Suelen usar tecnicismos de un solo significado pues pretenden ser precisos, claros, objetivos; no usan la connotación y suele ser un lenguaje complejo y especializado, a veces un poco incomprensible por los que no pertenecen a la misma disciplina.
    • los lenguajes sectoriales o usos específicos del lenguaje propios de una situación comunicativa liagada a una actividad determinada, como por ejemplo la administración, el periodismo, la publicidad o la literatura. Por ejemplo, el lenguaje burocrático administrativo caracterizado por un estilo nominal y unas fórmulas estereotipadas; el lenguaje periodístico, breve y conciso; el lenguaje publicitario, muy connotativo y expresivo, con términos de doble sentido y el lenguaje literario muy subjetivo, connotativo y con predominio de la función estética.

    VARIEDADES DIAFÁSICAS: LOS REGISTROS LINGÜÍSTICOS

    La situación comunicativa también establecerá diferencias a la hora de hablar, ya que no nos expresamos de la misma forma cuando hablamos con los amigos o cuando hablamos en una reunión de trabajo.

    La variedad que utilicemos en una situación comunicativa determinada dependerá, por un lado, del grado de formalidad del contexto y, por otro, del grado de planificación de esta situación. Así, en un extremo tendríamos un registro espontáneo e informal y en el otro extremo, un registro planificado y formal. Entre estos dos extremos, existen muchos registros intermedios.

    Destacaremos aquí tan solo dos registros básicos:

      • el registro coloquial (familiar o informal), utilizado en un ambiente familiar, con personas allegadas, por tanto, se trata de una variedad relajada, espontánea. Se caracteriza por el uso de vocativos, muletillas, deícticos, interrogaciones retóricas, hipérboles etc… pero no olvidemos que se trata de un registro que tiende a respetar la norma.
      • El registro formal (especializado), solo puede ser usado por hablantes de nivel culto. Se utiliza en situaciones formales, cuando queremos conseguir una expresión y una corrección máximas. Sus características son las ya mencionadas para el nivel culto. Este registro es propio de textos escritos de carácter científico, humanístico y literario.

    LA LENGUA ESTÁNDAR O LENGUA COMÚN. LA NORMA CULTA.

    A pesar de todas las variedades hasta ahora descritas, los hablantes de una misma comunidad consiguen comunicarse a través de una lengua común llamada estándar. Esta variedad estándar se elige entre las variedades con mayor prestigio y adquiere un carácter universal.

    Esta “variedad estándar” intenta siempre adaptarse a la norma, que viene fijada por instituciones como la Real Academia Española (RAE). Estas establecen reglas sobre “el buen uso de la lengua” y sobre los usos correctos e incorrectos del castellano, que serán adaptadas por los hablantes de nivel culto.

    La estandarización y normativización de la lengua será un proceso impulsado por las academias, las universidades, los medios de comunicación (oral), los libros y revistas (escrito) y las instituciones educativas en general.


    seguir leyendo...

    5. EL ESPAÑOL EN LA RED

    escrito el 6 de Agosto de 2011 por en LENGUA ESPAÑOLA

    El español en la red: nuevas tecnologías e instituciones al servicio de la lengua

    El español en la red

    Las nuevas tecnologías y, sobre todo Internet, han hecho que surjan nuevas necesidades de expresión, nuevos conceptos que nuestro idioma no puede describir adecuadamente por carecer de los términos precisos. Como es habitual en estos casos, el castellano ha solucionado este déficit con recursos de formación de palabras como son: aceptar extranjerismos, adaptar los calcos correspondientes etc…

    El lenguaje informático posee un léxico propio y de gran amplitud, puesto que su significado es idéntico en las distintas lenguas. La mayor parte de las palabras informáticas proceden del inglés y el español en muchos casos adopta estos términos tal cual (ej. web); en otros casos simultanea el uso del término inglés con el equivalente en español (ej. correo electrónico / email) y adopta una gran cantidad de siglas y acrónimos formados sobre el inglés (ej. ADSL / bit).

    Nuevas tecnologías

    La Red nos brinda hoy en día posibilidades de poner en práctica nuestro idioma con textos e hipertextos:

    • El correo electrónico o email constituye una forma de comunicación que conlleva una forma particular de emplear nuestro idioma, superando formas más tradicionales como el teléfono, el fax o la carta tradicional.
    • El chat permite la comunicación interpersonal en tiempo real y utiliza unos diálogos en los que se suple la ausencia de comunicación no verbal con el uso de la mayúscula, los emoticonos, las exclamaciones etc…
    • En las llamadas listas de distribución, un mensaje se distribuye a muchos destinatarios.
    • En los foros de debate, el mensaje también se distribuye a muchos destinatarios, pero estos tienen la posibilidad de opinar sobre el asunto expuesto en el foro.
    • En los “pen-pals” o “ky-pals”, se pueden intercambiar emails con otros usuarios inscritos en una base de datos con los que se comparte una afición, un trabajo etc…
    • La “World Wide Web” (WWW) o ‘telaraña mundial’ ofrece páginas que contienen numerosos enlaces relacionados con la lengua española y con la cultura hispánica: páginas de autoaprendizaje del español; publicaciones en línea; libros electrónicos; revistas y prensa en línea etc…

    Instituciones al servicio de la lengua y recursos lingüísticos en la Red

    Como ya hemos comentado en otros temas, la institución más importante para el cuidado y difusión del español es la RAE o Real Academia Española. La Academia dispone de una página Web en la que disponemos de información, al tiempo que podemos consultar el Diccionario de la Lengua Española, el Diccionario Panhispánico de Dudas y otros recursos de interés como son el CREA y el CORDE, que pasamos a explicar:

    el CREA (Corpus de Referencia del Español Actual) contiene textos escritos en español contemporáneo, recogidos desde 1975 hasta la actualidad. Los textos escritos se obtienen del escaneado de libros y de la prensa y los textos orales se obtienen de la radio, de la televisión y de grabaciones realizadas con micrófono por grupos de investigación de la lengua española. Estos textos orales, antes de entrar en el CREA, deben ser transcritos y codificados.

    El CORDE (Corpus Diacrónico del Español) contiene textos de todas las épocas, desde el primitivo romance hasta 1975. El CORDE y el CREA se complementan y contienen un material valiosísimo para ilustrar toda la evolución del castellano.

    En la RAE, existe también un Departamento de Lingüística Computacional, que aplica los conocimientos sobre la lengua al desarrollo de sistemas informáticos.

    En la página de la RAE también se pueden hacer consultas lingüísticas, se pueden consultar fondos documentales, bibliográficos etc…

    – Otra institución muy importante para la enseñanza y la difusión del español en el mundo es el Instituto Cervantes. Este ha creado el CVC o Centro Virtual Cervantes (http://cvc.cervantes.es) que ofrece servicios y materiales sobre la lengua española y la cultura hispánica.

    Importancia del español en la red

    Debido a causas principalmente económicas, la información en Internet en lengua española es tan solo de un 5%, por detrás de idiomas como el inglés, el japonés, el alemán y el chino. Llama bastante la atención la baja presencia del español en la red, siendo una lengua de tanta importancia y con un número de hablantes tan elevado. Posiblemente, la solución a esta situación sería la creación de un software de libre acceso en castellano que pudiera frenar el monopolio inglés.

    Aun así, en los últimos años, se han multiplicado por ocho el número de dominios “.es”al tiempo que se han aceptado grafías como “ñ” o “ç”y nombres como “España” y “español” han sido aceptados en los dominios de Internet.


    seguir leyendo...

    4. EL ESPAÑOL EN AMÉRICA Y EN EL MUNDO

    escrito el 6 de Agosto de 2011 por en LENGUA ESPAÑOLA

    El español en el mundo: el español en América

    El español tiene actualmente una situación privilegiada en el panorama mundial y, además, sigue en expansión.

    Es la tercera lengua más hablada del mundo, con más de 300 millones de hablantes, después del inglés y el chino. A su vez, es la segunda lengua internacional, después del inglés, pues es lengua oficial en 21 países y en organismos como la ONU, la UNESCO y la UE.

    Los factores económicos, políticos y sociales hacen al español una lengua abierta, pero al mismo tiempo muy uniforme.

    El español en América

    La lengua española llegó a América en 1492, con el Descubrimiento de América. Esta lengua pertenecía a una comunidad de hablantes muy pequeña, pero pronto se fue difundiendo hasta llegar a ocupar una gran extensión geográfica: desde el norte de Estados Unidos hasta la Antártida.

    Existen varios factores que ayudaron a la expansión del español por el territorio americano y a la configuración de unos rasgos lingüísticos determinados:

    • El proceso de colonización. Los emigrantes fueron llegando en oleadas y, a su vez, fueron formando una sociedad colonial que mantuvo unas peculiaridades lingüísticas específicas.
    • La procedencia social y regional de los colonizadores. Estos tenían un origen social muy variado, pero geográficamente procedían mayoritariamente del suroeste peninsular (Andalucía, Extremadura …) y de Canarias.
    • El contacto con las lenguas indígenas. Existen muchas lenguas indígenas de gran importancia en territorio americano, como el quechua, el guaraní, el náhuatl, el aimara, el mapuche o el arahucana.

    Hasta el siglo XVIII, los religiosos predicaron en las lenguas indígenas americanas y el español era tan solo una lengua de minorías. A partir del siglo XIX, con la independencia de las repúblicas americanas, los nativos americanos vieron el español como una manera de promoción social, convirtiéndola así en la lengua de uso general en todo el continente.

    Dialectos del español en América

    Como hemos visto anteriormente, existen distintos factores que influyeron en el desarrollo y la expansión del español por el continente americano. La diversidad de estos factores produjo la evolución de distintos dialectos. Por tanto, aunque hablemos de un “español de América” en general, no debemos olvidar que existen distintas variedades geográficas de dicho español.

    No entraremos en enumerar y describir cada uno de estos dialectos, pero señalaremos dos zonificaciones principales:

    • los dialectos de las zonas caribeñas, que son innovadores, influidos por las variedades canaria y andaluza
    • y los dialectos de México y Perú, más conservadores.

    Rasgos lingüísticos del español en América

    Describiremos ahora las características lingüísticas del “español de América” o, como acabamos de explicar, las características comunes a los distintos dialectos del español en zona americana.

    Los rasgos lingüísticos que caracterizan la variedad americana están muy influidos por el origen geográfico de los emigrantes que colonizaron América, principalmente andaluces, extremeños y canarios. De ahí que encontremos rasgos característicos de estos dialectos del castellano en la variedad americana.

      • los rasgos fonéticos más destacables son:

    – seseo

    – yeísmo

    – aspiración y pérdida de la -/s/ implosiva (en final de sílaba)

    – aspiración de la velar fricativa sorda /χ/ (que se corresponde con la grafía J)

    – neutralización de /r/ y /l/ implosivas (es decir, se pronuncian igual)

      • los rasgos léxicos:

    – presencia de indigenismos (palabras propias de las lenguas indígenas anteriores a la colonización española)

    – palabras del andaluz y del canario

    – pervivencia de antiguas palabras del castellano

    – adopción de extranjerismos, especialmente procedentes del inglés (debido a la influencia de EEUU)

      • los rasgos morfológicos y sintácticos:

    – Uso de ustedes en lugar de vosotros seguido del verbo en 3 persona (ej. ustedes no van bien)

    voseo, uso de vos para la 2 persona de singular y plural, en algunas zonas de Hispanoamérica

    – predominio del imperfecto de subjuntivo en -ra frente a –se (ej. cantara // cantase)

    – abundante uso de diminutivos en adjetivos, adverbios y verbos (ej. todito, ahorita…)

    – adverbialización de adjetivos

    – uso de recién como ‘ahora mismo’ , nomás ‘solamente’ y como refuerzo de adjetivos, adverbios y verbos.

    La importancia del español en América es indiscutible. Es:

    • lengua oficial en 21 países
    • lengua cooficial junto con el inglés en Puerto Rico
    • variante del castellano en el sur de Estados Unidos (en California, Texas, Florida, Arizona, Nuevo México) y en grandes ciudades como Nueva York, Los Ángeles y San Francisco, donde ha aumentado notablemente su número de hablantes.


    seguir leyendo...

    Aprender a Pensar